Apía

Apia Risaralda fue fundado el 15 de Agosto de 1883 bajo el dominio del Estado del Cauca. Este territorio fue ocupado antiguamente por comunidades indígenas descendientes de Quimbayas, Ansermas y Apías.

Tras el proceso de creación administrativa el territorio fue ocupado por colonos, principalmente Antioqueños y Caldenses.

Los colones que llegaron a estas tierras formaron un primer caserío al que denominaron Villa de las Cáscaras, posteriormente en honor al santo patrono que eligieron lo llamaron San Antonio de Apia, para luego finalmente tomar el nombre de Apia.

Uno de los principales factores de origen del caserío, tuvo que ver con el hecho de que el municipio era el lugar donde se cruzaban dos importantes rutas comerciales de la época colonial: El Camino Real de Occidente y el Camino de Jamarraya, los cuales comunicaban al Chocó y al Estado del Cauca y a la región con el resto del país.

El viento es uno de los elementos predominantes en el paisaje Apiano y se genera por condiciones naturales únicas en la región, haciendo de este territorio un lugar incomparable y además favoreciendo la producción de origen del mejor café del mundo.

Apia, está rodeado de áreas naturales protegidas de carácter nacional, regional y municipal; topografía de montañas, valles y cañones; y pueblos de encanto y tranquilidad como Santuario, Pueblo Rico, Belén de Umbría y La Celia en el departamento de Risaralda y Viterbo en el departamento de Caldas.

La cercanía a estos bellos municipios permite vivir magníficas y variadas experiencias de turismo de naturaleza; turismo rural y de pueblos; turismo de aventura y turismo de salud y bienestar.

En Apía se puede vivir la cultura y tradición,  complementada con la bicicleta como medio de transporte, hacen de Apia y la región un destino incomparable del Paisaje Cultural Cafetero.