Pereira

Edificio de Rentas Departamentales

En 1993 fue declarado monumento nacional

Podría decirse que el edificio es una réplica de cualquiera de las construcciones en la época dorada del Renacimiento europeo de los siglos XV y XVI.

En Pereira es de gran importancia porque para el año de su construcción, en 1927, la ciudad vivía el esplendor del desarrollo; habían llegado el tren, las telecomunicaciones; se comercializaba tabaco, buen café, licor, vinos; y empezaba a proyectarse en el mundo de la economía como un protagonista principal.

Fue por eso que las oficinas que albergaba en sus inicios regulaban el comercio y  determinaban las rentas departamentales. Durante muchos años la edificación fue cayendo en el olvido y el deterioro, perdiendo la verdadera función.

En 1992 el departamento se dio a la tarea de recobrar su dignidad y realizó tareas de limpieza, adecuación y restauración de varios espacios, entre ellos este edificio que actualmente se encuentra en servicio para algunas oficinas departamentales y aulas pedagógicas.

Arquitectónicamente, lo que se conserva de la construcción original es su fachada, enmarcada por columnas monumentales con ornamentados capiteles. En la parte superior sobresale una barandilla coronada con grandes copas. Su diseño se le atribuye al sacerdote salesiano Giovanni Buscaglione.

En 1993 fue declarado monumento nacional. Se puede visitar en horas de oficina.